top of page
Diseño sin título (5).png

Discos en contexto: Especial

Viejas Locas marcó a la argentinidad con susentimiento popular, le dio cuerpo y alma a una forma de vivir nacional. Su surgimiento de abajo hacia arriba apalancado en un Rock que algunos denominan barrial y plagado de referencias musicales al Rock & Roll de los años 70, remite a una época nacional de la que es sonido, reflejo y contracara. Con Especial, la banda llega a su máxima expresión y nos regala un clásico de nuestra música, con una emoción que nos iguala a todos los argentinos.


Viejas Locas nació a finales de los 80 como una idea de tres pibes - Mauro “Vieja Loca” Bonome en voz, Bachi en bajo y Diego Cantoni en guitarra – de armar una banda de Rock mientras estaban en el Colegio Comercial N°2 de Lugano. Ellos empezaron tocandocovers de The Rolling Stones y Pink Floyd mientras buscaban un baterista para la banda. En esa búsqueda se encontraron con Cristian “Pity” Álvarez, quien no sabía tocar la batería y recién hace 6 meses tocaba la guitarra, pero que andaba buscando un grupo donde tocar. Cuando se juntaron, Pity llevó a un amigo que sería la pieza que faltaba: Gastón Mansilla era quien estaría en la batería.


Esta composición de la banda no duraría mucho ya que los tres fundadores empezaron a perder interés y estaban constantemente cerca de separarse. Entonces el Pity fue incorporando otros músicos para llegar a la formación definitiva de la banda: Pity tomaría el micrófono principal, Sergio “Pollo” Toloza en la guitarra, “Fachi” Crea en el bajo y Abel Mayer en la batería. Más tarde, ingresaron como integrantes estables Ezequiel "Peri" Rodríguez en armónica, Juancho Carbone en saxo y Adrián "Burbujas" Pérez en teclados.


La popularidad de Viejas Locas creció gracias al boca en boca y a la creatividad nacida de un bajo presupuesto como las pintadas con aerosol y una nueva estrategia publicitaria, barata y efectiva: pegar calcos junto al timbre de los colectivos. Todavía hoy hay estampadas en los 155, 180 y 126 que salen de Mataderos: “Viejas Locas R n’R”. Esta fue creciendo exponencialmente con su primer álbum “Viejas Locas” y aumentó con “Hermanos de Sangre”, llegando en esta época a grandes logros como tocar solos en Cemento, ser teloneros de los Stones y hasta hacer un show gratuito para 10 mil personas en Quilmes para quienes no pudieron ver su show teloneando en River.


En este contexto, Viejas Locas saca Especial, su tercer y último - hasta el regreso de la banda en 2009 – disco de estudio. Este salió a la venta el 28 de marzo de 1999 y resultó ser el mayor éxito comercial de la banda. Con la producción especial de Nigel Walker, un productor inglés que había trabajado en España con Los Rodríguez y que lo habían traído para hacer el disco de Páez y de Sabina (Enemigos íntimos, 1998).“Nos escuchó en Circo Beat y percibió una similitud rockera con Los Rodríguez, con los Stones. Entonces, el loco pidió ‘Che, esta banda me gustaría producir, tengo la fórmula para que suenen joya, que pum, que pan’. Y la verdad es que fue una masa” cuenta Fachi en una entrevista con German Arrascaeta en La Voz por los 25 años del disco.


Este viaje Especial de 16 temas empieza con un anuncio claro: Estamos llegando, cantado por Pity y Fachi al unísono. Desde acá ya empezamos a notar la diferencia en la calidad de producción con respecto a sus primeros trabajos, una batería que brilla por su sonido, las guitarras sobresaliendo a fuerza de slides, riffs y solos pegadizos, una estética muy rockera y argentina que vamos a ver a lo largo de todo el disco.


El álbum sigue con un himno a la vida y la amistad como es Todo sigue igual, una canción que celebra el momento que uno vive – en presente – con quienes lo rodean y quiere, festejando a quienes uno tiene al lado, que atraviesan las mismas cosas que uno. “Cambiar no cambió nada / Llegando hasta donde hoy llegué / Todo está como estaba / Todo está igual debien”. Al menos en mí, esta frase (y la canción toda) genera una tranquilidad sobre lo que está pasando y permite valorar lo que se logró, la realidad que se está viviendo y ser feliz con lo que uno tiene.


La canción que sigue en el disco es el éxito blusero y sensual Me gustas mucho, la cual llevó a la banda a la masividad. Esta misma guarda cierta relación con ¿Qué vas a hacer tan sola hoy? sobre todo en su lírica por tratarse de canciones donde el Pity se le “confiesa” a la chica que le gusta, aunque esta última es mucho más funk, plagada de referencias a la infidelidad y a James Brown, ídolo del Pity.

Dentro de esta categoría de canciones donde él le habla a alguna chica que le gusta se encuentra Excusas, canción tribunera por excelencia en la que aclara que “Por las dudas que seas vos / La primera en bajar el pulgar / Antes me largo yo”. También está Una piba como vos, una canción punk rock ramoneraque mezcla la música Punk con un rock más clásico tipo Stone donde el Pity se celebra su amor con su piba. Esto demuestra un disco plagado de hits pero que en ningún momento se define por un estilo en particular, sino que los mezcla a todos y marca a una época que lo hizo suyo.


En esta exploración constante, el disco puede ir de canciones como Una espina en el ojo o 638 que tienen un rock más clásico a Niños, tema con una búsqueda tipo “Hey You” de “The Wall”. Y de ahí puede saltar a un reggae oscuro como es Legalícenla, un reclamo cannábico que generó muchas polémicas por su supuesta “apología al consumo”.


Pero si hay una canción del disco que más explica su sentir es Homero, un himno nostálgico que luego de un riff en MI tremendamente único y emocionante, desarrolla la historia de millones de trabajadores argentinos, mayormente informales, que años más tarde Pity confesaría haberla escrito para su padre quien realizaba esa rutina diariamente para mantener a su familia. La potencia simbólica y discursiva de “Homero está cansado / Come y se quiere acostar”, de la consigna “¿Cuánto más?” nos siguen haciendo reflexionar sobre la realidad que nos toca atravesar. La frase “Aprendemos a ser felices así” tiene un componente de resignación, así como también de esperanza – algo similar al sentimiento que deja Todo sigue igual – donde se percibe un techo de aspiraciones materiales, pero no de felicidad, porque acá aprendimos a ser felices así, como se ve en el video, con un asado en familia y estando acompañado por quienes amamos - con todo lo que esto significa -. Mientras en la actualidad los artistas más escuchados eligen la ostentación como método para narrar la época – y nosotros lo consumimos de manera aspiracional – Pity eligió narrar su época cantandosobre lo que le pasaba a él y a quienes lo rodeaban. Uno no quería ser el Pity porque el Pity era como uno, el Pity hablaba de uno y con eso hacía su arte.


Cristian Álvarez hizo música para que lo escuche el punk, el rolinga, el drogón, el laburante, el argentino. Y así es que uno escucha Especial y lo remite a una época, a un momento, a una emoción o a un sentimiento, el cual es siempre y por sobre todas las cosas argentino.

 

 

Comentários


Diseño sin título (4).png
bottom of page